Top
 

Colegio Bilingüe San Francisco de Asís: Formación para la vida

Escuela y Colegio San Francisco de Asís Guapiles, Pococi, Limon, Costa RicaSin categoría Colegio Bilingüe San Francisco de Asís: Formación para la vida

Colegio Bilingüe San Francisco de Asís: Formación para la vida

Bach. Zulma Clavijo
Profesora de inglés secundaria

Alrededor de unos 216 estudiantes en el colegio Bilingüe San Francisco de Asís, han participado en el programa de intercambio estudiantil, que además del enriquecimiento académico, brinda una experiencia cultural en la vida de los estudiantes. Este programa ha funcionado casi desde los inicios de la Institución y de manera ininterrumpida a partir del 2003.

Para la profesora Zulma Clavijo, la experiencia de viajar y compartir con las familias arraigadas a la cultura y cuyo idioma de origen es el inglés, permite desarrollar las habilidades que no se posibilitan en nuestro entorno. “Mejoran la habilidad auditiva, la seguridad para expresarse oralmente y el vocabulario. Al tercer día ya se nota un desenvolvimiento en ellos”, asegura la coordinadora del programa.

A través del sistema de intercambio los jóvenes se ven en la obligación de exigirse al máximo, al conducirse en grandes ciudades o pequeños pueblos donde la única opción de comunicarse es a través del idioma inglés.

“Al mismo tiempo enriquecen el crecimiento personal por la independencia que deben adquirir y la toma de decisiones, mientras conviven con la familia norteamericana”, indica la educadora.
Este programa se desarrolla anualmente a diferentes estados como Iowa, Ohio, Indiana, Illinois, Wisconsin y Wyoming, dando la posibilidad que los jóvenes participen desde 9° año hasta 11° año, en grupos que no sólo experimentan la vida cotidiana, sino también la vida escolar, de acuerdo al nivel en que se encuentran. Ambos países se enriquecen porque se comparte momentos con los clubes de español, para permitir que ellos también tengan la posibilidad de escuchar el idioma de personas nativas. “La experiencia es invaluable y es una herramienta que puede ser el incentivo, para que los estudiantes quieran y disfruten el idioma inglés, como deseamos que lo hagan en nuestras aulas”, concluye la educadora.